Cactus y Suculentas – Similitudes y Diferencias


Las suculentas y los cactus tienen varias similitudes y diferencias claves que debemos tener en cuenta. A lo largo de este artículo las revisaremos y trataremos de entender lo que significan cuando cultivemos y compremos estas plantas.

¿Cuál es la diferencia entre Cactus y Suculentas?

Distinguir las suculentas y las cactáceas se puede hacer de varias maneras. Sin embargo, la fórmula infalible es simplemente recordar que todos los cactus son suculentas pero no todas las suculentas son cactus. Lo que esto significa en la práctica es que los cactus tienen característica definitoria la cual son sus Areolas.

Las areolas son básicamente protuberancias carnosas adornadas con espinas, hojas o flores. Aunque a primera vista una suculenta puede parecer un cactus, debemos determinar si tienen areolas o si simplemente tienen hojas y tallos que se parecen a dicho elemento distintivo.

Suculentas – Fotos por John-Mark Smith y Angèle Kamp

Carácteristicas Pricipales de las Suculentas y los Cactus

Las suculentas y los cactus almacenan agua en tallos, raíces y hojas. Hay 60 familias de plantas diferentes entre ellos: aloe, sedum, sempervivum y cactus. Los cactus son parte de las suculentas y también almacenan agua. Vienen en varias formas y tamaños. Tanto las suculentas como los cactus pueden vivir en ambientes hostiles y secos.

Cactus – Fotos por John-Mark Smith y Angèle Kamp

Las Suculentas

Lo primero que debemos entender sobre las suculentas es que han evolucionado en condiciones difíciles. Esto significa que las suculentas generalmente tienen hojas carnosas y un enraizamiento bastante superficial. Hay una tremenda variedad de suculentas en muchas formas y tamaños.

Tal enraizamiento superficial les permite recuperar la mayor cantidad de agua posible en entornos tan hostiles. La carnosidad general indica una propensión a acumular agua. Las suculentas almacenan agua en su follaje y esto es lo que da a las plantas la apariencia de estar hinchadas. Estas características permiten que tales plantas prosperen donde otras no lo harían.

Suculenta en Mano
Foto por by Fabiola Peñalba

Algunas suculentas también tienen costillas. Esto permiten que la suculenta se expanda y, por lo tanto, sea capaz de almacenar más agua. Dichas costillas también permiten que las suculentas se contraigan y, por lo tanto, disminuyan el área de superficie frente a los rayos solares, estp para disminuir la pérdida de agua.   

Los Cactus

Los cactus también son suculentas, como se dijo anteriormente. Son plantas que también se han adaptado a la vida en ambientes hostiles y secos. Las raíces poco profundas les permiten capturar la mayor cantidad de agua posible, lo más rápido posible. Los tallos de los cactus también son bastante carnosos y, por lo tanto, pueden almacenar agua. Todos los cactus pertenecen a la familia Cactaceae.

La mayoría de los cactus no tienen hojas, a diferencia de otras suculentas. Las hojas aumentan la pérdida de agua debido a las estomas (o poros en las hojas) en su superficie. Por lo tanto, los cactus son extremadamente exitosos en sobrevivir en ambientes difíciles, porque han evolucionado para limitar la pérdida de agua tanto como sea posible.

La Diferencia entre Cactus y Suculentas

Sabemos que tanto los cactus como las suculentas son ideales para climas secos y cálidos ya que pueden almacenar agua de forma muy eficiente. Ahora bien, hablemos sobre sus diferencias.

Algunas diferencias básicas

Señalamos que la diferencia básica entre las suculentas y los cactus son las areolas. Esta es la mejor manera de distinguirlos. Sin embargo, hay algunas diferencias secundarias. Estas características secundarias no son tan fáciles de identificar (como lo son las areolas), pero son bastante obvias.

Los cactus a menudo tienen pocas o ninguna hoja. Las suculentas pueden tener hojas. Además, los cactus son una especie nativa del hemisferio occidental. Las suculentas, por otro lado, son nativas de varias regiones diferentes en todo el planeta.

Hay algunas ocasiones en las cuales distinguir entre suculentas y cactus será más difícil. El primer error básico es pensar que las suculentas que tienen espinas son cactus. Algunas veces esta característica nos hará pensar, erróneamente, que las suculentas son cactus.

Algunas suculentas tienen espinas, pero tales características no les permiten clasificar como cactus. Como se indicó anteriormente, la característica clave son las areolas. Sin ellas, la suculenta no se puede definir como cactus. Para averiguar qué planta estás mirando, pregúntate: ¿están las espinas incrustadas en areolas? Si no hay ninguna, entonces sabemos que estamos en frente de una suculenta.

Otra confusión ocurre con las suculentas como el aloe y la haworthia. Estos se confunden frecuentemente con los cactus debido a la forma de sus hojas. El agave también se confunde regularmente debido a su aspecto. Es importante que la estética no nos engañe; Como siempre, las areolas nos ayudarán a definir esto.

En el caso de las suculentas como la Euphorbia, las cosas se ponen aún más difíciles. Algunas de estas suculentas tienen tallos con forma cilíndrica y muchas espinas. Estas plantas pueden confundirse fácilmente con cactus. Una vez más, sin embargo, el factor definitorio son las areolas. La euforbia, tan similar a los cactus, simplemente carece de areolas, por lo tanto, es suculenta y no cactus.

Definición de las Areolas

Evidentemente, esto conlleva a la siguiente pregunta: ¿qué son exactamente las areolas? Las areolas son protuberancias carnosas que se encuentran en los cactus y no en las suculentas.

Areolas en Cactus

Las areolas en un cactus generalmente están adornadas con espinas. Tal exterior espinoso es muy útil para retener agua, ya que básicamente crea una superficie que disminuye el movimiento del aire y mejora la capacidad del cactus para sobrevivir. Las espinas son, naturalmente, una gran protección contra los depredadores también.

Cuidado de Cactus y Suculentas

Tanto las suculentas como los cactus son excelentes plantas para el hogar. Tienen una gran estética y pueden ser plantas llamativas en sí mismas. Algunos consejos esenciales para cuidar las suculentas y los cactus, son:

  • En general, deja las suculentas con un suministro adecuado de luz solar de forma indirecta. Si son plantas de interior, el mejor lugar suele estar al lado de una ventana grande.
  • Asegúrate de que la mezcla de tierra se haya secado por completo antes de regar tu planta. La mayoría de las suculentas necesitarán riego una vez por semana.
  • Factores como la humedad, la temperatura y la intensidad de la luz solar afectan la tasa de riego y deben tenerse en cuenta. Algunos expertos insertan palillos para determinar qué tan seca está la tierra en una maceta y esto puede ser bastante útil.
  • Las suculentas y los cactus requieren una mezcla de tierra con buen drenaje. Muy a menudo, este tipo de mezcla contiene materiales como arena, perlita, piedra pómez y tierra para macetas. 
  • Una consideración muy importante es establecer una conexión a tierra buena y eficiente para drenar las raíces y el suelo.
  • Suculentas y cactus requieren muy poco mantenimiento, evidentemente. De hecho, los principiantes a veces cometen el error de pensar que un cuidado adicional mejorará la planta. El exceso de riego, por ejemplo, debe evitarse.      

Eligiendo a la Suculenta Correcta

Adquirir la suculenta o cactus correcto es importante. Hay algunas recomendaciones para tener en cuenta.

Talla

Las plantas más grandes son menos delicadas y más fáciles de mantener que las más pequeñas. Las suculentas más pequeñas, por lo tanto, tal vez no sean plantas iniciales ideales para el propietario inexperto. Esto es particularmente cierto en el caso de las suculentas que no sean cactus.

Aprende a Comprar

Parece obvio, pero vale la pena repetirlo: al comprar suculentas, es mejor preferir plantas saludables. Cuidado con las malformaciones, cicatrices y una apariencia generalmente marchita. Los colores más brillantes también significan salud; Se debe evitar la palidez.

Eligiendo al Cactus Correcto

Al elegir un cactus, hay algunas consideraciones a tener en cuenta.

Suculentas y Cactus
Foto por  Lena Rose

La apariencia correcta

Debes captar sensaciones de un cactus saludable. Algunos signos obvios de salud son un tronco robusto y espigas densas.

Transporte

Al comprar cactus, es útil llevar una caja (un poco más grande que la maceta) para llevar tu planta a casa. Esto es particularmente útil cuando necesitamos mover cactus muy pequeños, que pueden caerse fácilmente. Usa periódicos o telas de algún tipo para lograr un ajuste cómodo y seguro.

Preguntas Relacionadas

Mis suculentas están empapadas y blandas, ¿qué está pasando?

Es probable que las estés regando con demasiada frecuencia. Recuerda que estas plantas prosperan con un riego escaso. Las plantas suculentas y los cactus han evolucionado básicamente para poder vivir en entornos hostiles. Asegúrate de verificar qué tan seca está la tierra antes de proceder con el riego.

¿Por qué está pálido mi Cactus?

Esto significa que no está recibiendo suficiente luz solar. Idealmente, debes colocarlo en diferentes lugares de tu casa y alternarlos durante varios días. Esto indicará el mejor lugar para colocar tu planta permanentemente.

Recuerda que las plantas suculentas y los cactus necesitan luz solar para prosperar, y deben estár en casa junto a las ventanas. Sin embargo, la luz del sol no debería dar directamente sobre la planta.

¿Cómo se ‘propagan’ las Suculentas?

Las suculentas, evidentemente, tienen semillas y pueden multiplicarse de esta manera. Sin embargo, la ‘propagación’ se refiere a multiplicar suculentas a partir de un pedazo de la planta.

Dicha propagación vegetativa se produce de la siguiente manera: se planta un tallo o una rama de una suculenta y se le permite crear su propio enraizamiento después de un tiempo. De esta manera, esta suculenta bebé se convierte en una planta madura.

La división, por otro lado, ocurre cuando una planta produce una plántula. Tal mini-planta puede llevarse a otro lugar o maceta después de un par de semanas.

¿Son las Suculentas Comestibles?

La mayoría de las suculentas no son comestibles, pero algunas sí. Las hojas de verdolaga, por ejemplo, se pueden comer. El aloe vera también tiene varios usos y muchas personas crean bebidas a partir de él.

¿Por qué algunas Suculentas se parecen tanto a los Cactus?

Esta es una pregunta muy interesante. La clave para entender esto, es el concepto de evolución convergente.

La evolución convergente hace que las plantas, que no están relacionadas, generen rasgos similares. Esto sucede porque estas plantas diferentes tienen que soportar las mismas condiciones duras a su alrededor y, por lo tanto, evolucionan para tener los mismos rasgos, a pesar de que no tienen un mismo ancestro.

¿Pueden las Suculentas crecer en las rocas?

Sí, pero solo un poco. Las suculentas pueden crecer en las rocas por un corto tiempo, pero para prosperar a largo plazo, necesitan ser plantadas adecuadamente en tierra.

Es cierto que las suculentas pueden sobrevivir en ambientes hostiles y secos, pero tienen límites. La tierra y un poco de agua son importantes para verlas prosperar.

¿Es verdad que las Suculentas traen buena suerte?

Algunas tradiciones consideran que Suculentas traen suerte a sus dueños. El Feng shui, por ejemplo, considera que algunas plantascomo el jade traen suerte con el dinero. Los cactus, por otro lado (y de hecho otras plantas espinosas) no deben mantenerse dentro de la casa, de acuerdo con esta tradición.

¿Puedes mezclar Suculentas y Cactus?

Las suculentas y los cactus se pueden cultivar juntos en el mismo suelo. Sin embargo, ten en cuenta que ciertas suculentas pueden exigir más agua que algunos cactus. Asegúrate de vigilar la sequedad del suelo para ver si estás regando en exceso una planta en particular.

Martin Duran

¡Hola a todos! Mi nombre es Martin Duran y soy de Cali, Colombia. Desde 2018 he estado aprendiendo sobre las plantas y cómo cuidarlas. Aquí está mi viaje ... "La forma más clara de ingresar al Universo es a través de un bosque salvaje". - John Muir

Recent Posts